LOS DESCENDIENTES (DESCENDANTS): LA MINA DE ORO DE DISNEY CHANNEL

Juguetes, Navidad, Regalos

Cuenta una leyenda urbana que el exitoso y laureado equipo formado por las guionistas Josann McGibbon y Sara Parriott, vigente durante los años 1986-2019, -cuyo final curiosamente coincide con la etapa dorada de Disney Channel (2010-2019)- andaba buscando en la recóndita, deseada y caprichosa “mina del éxito” una nueva película para la Factoría Disney, sin encontrar la inspiración que las condujera al camino adecuado.

Mas, no se sabe quién de las dos una noche tuvo un sueño revelador, donde se le presentaron algunos de los populares personajes Disney y también los desconocidos hijos de aquellos. Sin duda fue el filón de oro que andaban buscando, la clave para el posterior desarrollo de la saga de Los Descendientes en el mundo mágico de la fantasía Disney, donde como sabemos todo es posible.

-¡¡Eso es!! -exclamaron: ¿Por qué no juntar algunos de los míticos e históricos malos, malísimos, con otros tantos compasivos, tiernos y dulces personajes Disney? -¡¡Sí!!, y también introducimos a los hijos. A partir de ahí, dieron rienda suelta a la imaginación y lo plasmaron maravillosamente a cuatro manos.

Efectivamente amigos, habían encontrado una de las minas de oro más grandes de Disney desde la fiebre de oro de California. Con su gran talento, desarrollaron la idea y escribieron la saga de Los Descendientes, con tres películas realizadas hasta ahora y una cuarta en cartera. Películas protagonizadas principalmente por jóvenes actores de carne y hueso, dirigidas por Kenny Ortega, y enfocadas fundamentalmente al segmento de los adolescentes.

Una película no pensada en principio como género musical. Que tuvo como referencia a la exitosa “High School Musical”; y cuya coreografía inicial fue inspirada, en nada más y menos, que en Thriller” del malogrado y genial Michael Jackson.

El primer protagonista es el príncipe Ben que, al subir al trono de Auradon, reino fundado hace 20 años por sus padres los reyes, Bella y Bestia, pide como primera medida, indultar a cuatro villanos de la Isla de los Perdidos, donde habitan todos los malos, malísimos, aterrorizando a sus habitantes y donde una barrera mágica impide que se puedan escapar.

A saber, los elegidos son, Mal -hija de Maléfica y Hades; Evie Grimhilde -hija de la Reina Malvada de Blancanieves; Jay -hijo de Jafar y Carlos -hijo de Cruela de Vil. Resumiendo, podemos definirlo como “La llegada de cuatro adolescentes inadaptados a un Instituto de Secundaria”. A partir de ahí, toda la parafernalia Disney: Hadas Madrinas, varitas mágicas, hechizos, zancadillas, envidias, amores, luchas con espadas… Y, más hijos de famosetes Disney, incorporándose en las siguientes películas (Los Descendientes 2 y 3).

Lo demás lo hizo la maquinaria Disney. Libros, Cortos y Series para lectores menudos, todo un mundo de “merchandaising” de mil y un productos, a cada cual más apetecible: Juguetes, muñecas de los personajes Mal, Evie, Audrey y Uma, entre otros, mochilas y artículos para la escuela, ropa como sudaderas, pijamas, artículos de regalo, y todo lo inimaginable al alcance de los jóvenes y niños amantes de los nuevos personajes.

Eso sí, la saga Descendants tiene un efecto secundario: desarrolla una gran memoria en sus seguidores, para poder saber en cada momento, qué hijo o hija pertenece a qué padre y madre. Y que no te pierdas en el tiempo de la fantasía Disney.

Por cierto, ¿alguien sabe por qué fue eliminado Aziz, hijo de Aladino y Jazmín? Con lo bien que viene tener a mano en estos tiempos una alfombra voladora y una lámpara de los tres deseos…

Noticias

Las últimas novedades

@AmathingShopOficial

Síguenos en Instagram

Envío Gratis

Obtén envío gratis en todas las órdenes mayores a €69,95

Pago Seguro

Contamos con pagos por PayPal y Stripe

Garantía 100%

Devolución de dinero por 14 días

Soporte Online

Consúltanos tus dudas, estamos para ayudarte

0
    0
    Carro de la compra
    Tu carrito está vacíoVolver a la Tienda